La mujer comestible. Margaret Atwood.

La mujer comestible es una novela de Margaret Atwood publicada en 1969. Se trata, de hecho, de la primera novela de Atwood, la cual ha vuelto a estar en boca de todos a raíz de la adaptación de su novela El cuento de la criada para la pequeña pantalla.

La protagonista de La mujer comestible es Marian, una mujer corriente, con un trabajo corriente, que ve cómo su vida se dirige a la meta que cualquier mujer de su generación querría: el matrimonio. Y sin embargo cuanto más se acerca la boda, más problemas comienza a experimentar, creyendo incluso que está a las puertas de la locura.  El libro está dividido en tres partes, cada una narrada de una manera peculiar, según el estado mental de la protagonista. 

Me ha gustado mucho, y una de las cosas que me ha parecido más interesante es la gran capacidad para describir el cambio generacional que vivieron las mujeres en la década de los 60 y los 70, y los retos a los que tuvieron que enfrentarse.

El mismo año en el que se publicó libro se publicó por ejemplo esta revista:

 

 

Pero nos encontramos a la vez en unos años de cambio, metidos de lleno en  la Segunda Ola del feminismo. Un año después de publicarse el libro tuvo lugar en Washington la Marcha para la liberalización de la mujer. Así que es fácil imaginarse el dilema que debieron sentir muchas de las mujeres que por aquel entonces rondaban los 30, como la protagonista del libro.

¿Seguir con la tradición y hacer los que se espera de ti? O buscar tu propio camino… Este es el dilema que asfixia a Marian.

 

 

Y es que si tuviera que utilizar un adjetivo para definir el libro, creo que escogería ese, asfixiante. Según se va acercando a su destino, Marian comienza a sufrir una serie de transformaciones que amenazan con desintegrarla, y tendrá que elegir si contribuye a su propia aniquilación o decide buscar su propia voz.  No sé si será por ciertas experiencias personales de mi pasado, pero lo cierto es que algunos tramos del libro me han incomodado mucho y me he visto reflejada en los pensamientos de Marian. 

Para terminar diré que creo que otro de los puntos fuertes del libro es que desgraciadamente, muchas de las cosas que pasan en la novela siguen ocurriendo en la actualidad. Tenemos por ejemplo a Len, un hombre que seduce a mujeres “decentes” para llamarlas putas inmediatemente después, o a Clara, la amiga que renuncia a su carrera para cuidar de su familia. 

Si estás interesada en el feminismo, o alguna vez has sentido el deber de hacer “lo que se espera de ti” por encima de lo que realmente querrías hacer, creo que te gustará la novela. Si no, solo por la ironía que tiene Atwood escribiendo, merece la pena leerla. 

Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s