Lo que Marvel debería aprender de Wonder Woman

Ayer fui al cine a ver Wonder Woman, y la verdad es que salí un pelín decepcionada. Había leído tantas cosas hablando de la película (un error lo sé…) que supongo, esperaba que fuera “más”. Esperaba más acción, más feminismo, más, más, más. Estoy bastante segurá de que me habría gustado mucho más si no hubiera tenido tantas expectativas. 

Pero hay algo que deberíamos agradecerle a Patty Jenkins, a los guionistas, a los productores o a quien haya que agradecer.

Es muy común en las películas de superhéroes  que el protagonista (el héroe) esté acompañado de un personaje femenino (la eterna novia), y es más que habitual también que este personaje sea estúpido y prescindible… Esto es bastante molesto cuando eres feminista. ¿Cómo puedes defender una película, que por todo lo demás te ha gustado, cuando casi la totalidad de los personajes femeninos que aparecen en ella te dan ganas de vomitar

Un ejemplo mayúsculo lo viví el año pasado cuando Disney estrenó Doctor Strange. A mí se me hizo el culo cocacola, ¡Benedict Cumberbatch! ¡Uno de mis actores favoritos en una peli de Marvel! Súper ilusionada fui para el cine, y sí, la película me gustó, pero no salía de mi asombro con el personaje que interpretaba Rachel Mcadams… Un personaje que podría perfectamente no aparecer en todo el metraje y daría absolutamente lo mismo. Porque no aporta nada. NADA. Su única misión es orbitar alderedor del doctor interpretando una vez más el papel de mujer abnegada.

Y como este hay muchos casos. Gwyneth Paltrow en Iron Man. Las múltiples novias de Spiderman (solo levemente salvadas por la interpretación de la siempre carismática Emma Stone), o incluso el versonzoso caso de la novia de Batman,  la cual nos cambiaron sin pestañear de una película a otra, así de importante era su personaje… Lo mismo debió  pensar Natalie Portman cuando dijo que adiós muy buenas a Thor y trató por todos los medios posibles no aparecer en la segunda entrega de la saga. 

Pero también en el 2016  la 20th Century Fox estrenó una pelí de superhéoes totalmente distinta: Deadpool. Aquí el personaje femenino que acompaña al héroe tiene algo más de recorrido. Más carácter. Y aunque su personaje no tiene ningún sentido más allá de Wade Wilson, hay que reconocer que es una de las mejores novias (si no la mejor) que habíamos visto hasta la fecha.

Lo mismo debieron pensar los productores de Wonder Woman cuando la actriz elegida para dar vida al personaje es muy, pero que muy parecida a Morena Baccain, la actriz que daba vida a la novia de Deadpool… 

 

Gadot-Bacarrin
Wonder Woman al cuadrado

 

Y así llegamos a Wonder Woman. El personaje que ejerce de “acompañante de” es interpretado por Chris Pine. No haré ningún spoiler, tan solo diré que interpreta a un soldado que ¡tachán! tiene una misión más allá de acompañar a Diana. Porque Steve Trevor tiene un pasado y un futuro, una misión más allá de su personaje de “pareja de“…

Parece que a la industria de Hollywood la idea de crear a un personaje masculino florero no le gustó.  Y el resultado está bien. La película funciona. 

Así que me gustaría creer que a partir de ahora las pelis de súperheroes se aplicarán el cuento y dejarán de crear personajes con el mismo contenido y personalidad que una ameba. Porque señores ¡sí, se puede! Se puede crear un personaje de “novia de” que no caiga en el ridículo más absoluto y Wonder Woman lo ha demostrado.

 

¡Se puede!
Anuncios

Deja aquí tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s